El misterio del pasado

La salvación está en el pasado, dice el famoso autor de novela negra.

La memoria es un misterioso sendero que une el pasado con el presente y que da sentido a lo que somos, afirma también.

Si me han llamado la atención estas frases no es por una razón teórica, filosófica o libresca; es porque ilustran perfectamente ciertas sensaciones que desde hace un tiempo voy teniendo.

Paso por un lugar donde viví escenas de la infancia o de la adolescencia y, de pronto, tengo que detenerme. Intento recuperar con la memoria aquellos momentos, y entonces, por poco que lo consiga, tengo la sensación de que están ahí mismo, de que yo estoy allá mismo, de que puedo recogerlos con las manos para que no se pierdan nunca y siempre me acompañen diciéndome quién soy.

Pero se escurren como el agua entre las manos.

Y sin embargo, yo soy aquel niño, aquel adolescente, aquel joven. Porque, si no, no soy nada.

6 comentarios

Archivado bajo Poéticas postales

6 Respuestas a “El misterio del pasado

  1. Leo estos comentarios y no acabo de identificarme con esa nostalgia teñida de pesimismo. Quizá cuando pienso en el pasado, entre los buenos recuerdos que son muchos, también me aparecen los miedos de la infancia, la inseguridad de la adolescencia, las frustraciones y dudas de la edad adulta. En cambio ahora, es tan gratificante este momento. Sinceramente no creo que sea una cuestión de autoengaño. Simplemente se quien soy,como soy, y sobre todo no quiero cambiar nada. Quizá por primera vez en mi vida, me gusta como soy y donde estoy. Mis únicos miedos ahora son los cambios que están por venir y esos, vendrán, claro que vendrán.

  2. rexval – M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
    rexval

    El pasado también puede hacer mucho mal. No sé si será por la edad, 55, o por sufrir la muerte de los seres queridos uno tras otro, que a menudo me pregunto cómo podría solucionar lo que hice mal en el pasado. No hay solución. Lo hecho, hecho está. Lo terrible es cuando eres consciente de que lo estás haciendo mal pero no puedes evitarlo, y cuando observas el paso del tiempo al mirar a quien hacía años que no veías. ¡ Qué viejo que está!, pienso, y entonces caigo en que tenemos la misma edad. Quizá lo mejor sea no pensar.

    La solución shopenhaueriana, el arte como regenerador o como ayuda, no siempre sirve ya que la música te hace evocar momentos del pasado en los que quizá estuviste mejor. Pero la música se acaba y empieza un vacío que no sabe uno cómo rellenar

    Gracias por tu atención.

    Regí

  3. Dado que los intervalos de la nostalgia son constantes,
    el movimiento es lo único que nos permite soportarla.
    Un abrazo!

Deja un comentario